13/6/09

Cómo se consigue la precisión en los relojes de Cuarzo?


Después de la Segunda Mundial se había alcanzado el límite de precisión en los relojes mecánicos, capaces de dividir un segundo, como máximo, en cinco partes. Sin embargo esta implementación suiza causaba con el paso de los días desfases de hasta dos minutos al cabo de un mes.

El panorama cambió en 1960, cuando se inventaron los relojes de cuarzo, mucho más precisos que los tradicionales. La razón principal es que tienen la capacidad de dividir un segundo en 32,768 partes, el numero de veces por segundo que vibra un diminuto cristal de cuarzo en su interior, con lo que se reduce de manera considerable el desfase de tiempo, lo cual evita que se adelanten o se atrasen.

Su mecanismo es alimentado por una pila que proporciona energía a un circuito eléctrico y este genera un campo eléctrico oscilante que provoca la vibración del cuarzo, cuya frecuencia es la base para regular la medida del tiempo.